domingo, 14 de octubre de 2012

Compendio de frases

  1. Vivir en el mundo sin percatarse del significado del mismo es como deambular por una gran biblioteca sin tocar sus libros.
  2. Hoy en día nunca se es suficientemente prudente.
  3.  El instinto humano era la primera línea de defensa contra el terrorismo en Norteamérica. Estaba demostrado que la intuición humana era un detector de peligro más preciso que todos los artilugios electrónicos del mundo: el «regalo del miedo», lo llamaba uno de sus libros de referencia sobre seguridad.
  4.  «El potencial todavía sin explorar es verdaderamente sorprendente.»
  5.     -Muy bien. ¿Cuáles son, pues, los tres requisitos indispensables para considerar que una ideología es una religión?, -PCC -contestó una mujer-. Prometer, Creer, Convertir. -Correcto -dijo Langdon-, Las religiones prometen la salvación; las religiones creen en una teología precisa, y las religiones convierten a los no creyentes. -Hizo una pausa-. La masonería, sin embargo, da negativo en los tres casos. Los masones no prometen ninguna salvación; no tienen una teología específica, y no quieren convertirte. De hecho, dentro de las logias masónicas, las discusiones sobre religión están prohibidas.
  6. Abran sus mentes, amigos míos. Todos tememos lo que no comprendemos.
  7. Cuanto más aprendía el ser humano, más se daba cuenta de que no sabía nada.
  8.   Los experimentos que se llevaban a cabo en instalaciones como el Instituto de Ciencias Noéticas (IONS) de California o el laboratorio de Investigación de Anomalías en Ingeniería de Princeton (PEAR) habían demostrado categóricamente que el pensamiento humano, debidamente canalizado, tenía la capacidad de afectar y modificar la masa física. Sus experimentos no eran trucos de salón «dobla-cucharas», sino investigaciones altamente controladas que obtenían todas el mismo resultado extraordinario: nuestros pensamientos interactuaban con el mundo físico, lo supiéramos o no, y efectuaban cambios a todos los niveles, incluido el mundo subatómico. «La mente sobre la materia.»
  9. Trish hubiera dicho que era imposible, pero la palabra que empezaba por «I» estaba prohibida en ese lugar. Katherine la consideraba una predisposición mental negativa en un campo que a menudo transformaba falsedades preconcebidas en verdades confirmadas.
  10. El saber es poder, y el saber adecuado permite al hombre llevar a cabo tareas milagrosas, casi divinas.
  11. «Los antiguos misterios, Robert, han sido origen de muchos mitos..., pero eso no quiere decir que los misterios sean ficticios.» 
  12. Mi equipo me ha dicho que, al cotejar los conceptos de «trigésimo tercer grado» y «portal» con masonería, han hallado literalmente cientos de referencias a una «pirámide»., -Eso tampoco tiene nada de extraordinario -dijo Langdon-, Los constructores de las pirámides egipcias son los antepasados de los modernos albañiles, y la pirámide, así como el resto de la temática egipcia, es un elemento muy común en el simbolismo masónico., -¿Y qué simboliza?, -Esencialmente, la pirámide representa la iluminación. Es un símbolo arquitectónico emblemático de la capacidad del hombre antiguo para liberarse del plano terrenal y ascender al cielo, al sol dorado y, finalmente, a la fuente suprema de la iluminación. 
  13. El cuerpo humano es asombroso -le dijo-. Si lo privas de un sentido, los demás casi instantáneamente toman el control.
  14. Todos los objetos de ese cuarto, Langdon lo sabía, habían sido seleccionados y dispuestos con mucho cuidado. -Símbolos de transformación -le dijo, sintiéndose todavía más constreñido al unirse a ellos en la mesa-. La calavera, o caput mor- tuum, representa la tranformación final del hombre al descomponerse; es un recordatorio de que todos terminamos despojándonos de nuestra carne mortal. El azufre y la sal son catalizadores químicos que facilitan las transformaciones. El reloj de arena representa el poder transformacional del tiempo. -Señaló con un gesto de la mano la vela apagada-, Y esta vela representa el formativo fuego primordial y el despertar del hombre de su ignorancia: la transformación a través de la iluminación. -¿Y... eso? -dijo Sato, señalando el rincón. Anderson dirigió el cada vez más débil haz de su linterna a la enorme guadaña que descansaba apoyada contra el muro del fondo. -No es un símbolo de muerte, como muchos creen -aclaró Langdon-. La guadaña es en realidad un símbolo de la esencia transformativa de los alimentos de la naturaleza; la cosecha de los regalos que nos ofrece.
  15. La pirámide inacabada era un recordatorio simbólico de que la ascensión del ser humano en pos de su potencial completo era siempre un trabajo en curso.
  16. El miedo, había oído decir Katherine, actuaba como estimulante, agudizando la capacidad de la mente para pensar.
  17. -Esta pirámide mide menos de medio metro -rebatió Langdon-, Todas las versiones que he oído de la historia coinciden en que la pirámide masónica es enorme.Bellamy esperaba ese comentario. -Como sabe, la leyenda habla de una pirámide tan alta que el mismo Dios podría tocarla con sólo extender el brazo. -Exactamente. -Comprendo su dilema, profesor. Sin embargo, tanto los antiguos misterios como la filosofía masónica celebran la potencialidad de un Dios a nuestro alcance. Simbólicamente hablando, uno podría decir que todoaquello al alcance de un hombre ilustrado... está al alcance de Dios. Langdon no reaccionó ante el juego de palabras. -Incluso la Biblia está de acuerdo -dijo Bellamy-. Si, tal y como nosdice el Génesis, aceptamos que «Dios creó al hombre a su imagen y semejanza», entonces también debemos aceptar lo que eso implica: que la humanidad no fue creada inferior a Dios. En Lucas 17,20 se nos dice: «El reino de Dios está en tu interior.» -Lo siento, pero no conozco a ningún cristiano que se considere igual que Dios. -Claro que no -dijo Bellamy endureciendo el tono-. Porque la mayoría de los cristianos quieren ambas cosas. Quieren poder decir con orgullo que creen en la Biblia pero al mismo tiempo prefieren ignorar las partes que resultan demasiado difíciles o inconvenientes de creer.
  18. El Moisés de la biblioteca tenía cuernos por la misma razón que miles de reproducciones cristianas de Moisés los tenían: un error en la traducción del libro del Éxodo. El texto hebreo original decía que Moisés tenía «karan 'ohr panav» («un rostro del que emanaban rayos de luz»), pero cuando la Iglesia católica romana redactó la traducción al latín oficial de la Biblia, el traductor metió la pata en la descripción de Moisés al traducirla como «comuta esset facies sua», lo que significa que «su rostro era cornudo». A partir de entonces, artistas y escultores, temiendo represalias si no se ajustaban a los Evangelios, empezaron a representar a Moisés con cuernos.
  19. Langdon le echó un vistazo al paquete con forma de cubo que descansaba sobre el escritorio. A partir de lo que Bellamy acababa de decirle, Langdon dedujo que el vértice y la pirámide eran un «cifrado segmentado », es decir, un código dividido en varias partes. Los criptólogos modernos utilizaban cifrados segmentados continuamente, si bien ese sistema de seguridad provenía de la antigua Grecia. Cuando querían almacenar información secreta, los griegos la inscribían en una tablilla de barro que luego dividían en varias piezas, cada una de las cuales guardaban por separado. Sólo al unir todas las piezas se podían leer sus secretos. De hecho, ese tipo de tablilla de arcilla -llamada symbolon- era el origen de la palabra moderna «símbolo».
  20. -El ejercicio de la masonería me ha imbuido de un profundo respeto por aquello que trasciende el entendimiento humano. He aprendido a no cerrar nunca mi mente a una idea sólo porque parezca milagrosa.
  21. «El oro resiste las leyes entrópicas de la descomposición;ésa es una de las razones por las que en la antigüedad se consideraba mágico.»
  22. El mundo no sólo es esférico, sino que además existe una fuerza mística, invisible, que hace que todo se mantenga en su superficie.
  23. -¿Ah, sí? ¿No es posible que sigamos viviendo en la Edad Media, que sigamos mofándonos de la teoría de que existen unas fuerzas místicas que no podemos ver ni entender? Si algo nos ha enseñado la historia es que las ideas peregrinas que ridiculizamos hoy un día serán verdades célebres. Yo afirmo poder transformar esta pirámide con un dedo y usted pone en duda mi cordura. Esperaba más de un historiador. La historia está llena de grandes cerebros que proclamaron lo mismo..., mentes brillantes que insistieron en que el hombre es poseedor de capacidades místicas de las que no es consciente. Langdon sabía que el anciano tenía razón. El famoso aforismo hermético -«¿Acaso no sabéis que sois dioses?»- era uno de los pilares de los antiguos misterios. «Como es arriba es abajo... Dios creó al hombre a su imagen y semejanza... Apoteosis.» El mensaje, repetido hasta la saciedad, de la naturaleza divina del hombre -de su potencial oculto- era un tema recurrente en los textos antiguos de un sinfín de tradiciones. Hasta la Biblia proclamaba en Salmos 82, 6: «Sois dioses.»
  24. «Intente penetrar con nuestros medios limitados en los secretos de la naturaleza y encontrará que, más allá de todas las leyes discernibles y sus conexiones, permanece algo sutil, intangible, inexplicable. Venerar esa fuerza que está más allá de todo lo que podemos comprender es mi religión.»  -Albert Einstain-
  25. -La ciencia noética -repuso Katherine al tiempo que asentía-. Y está demostrando que el hombre posee poderes inimaginables. -Señaló una vidriera que representaba la conocida imagen del Jesús luminoso, la de Cristo irradiando luz de la cabeza y las manos-. A decir verdad, tan sólo utilicé un dispositivo electrónico superenfriado para fotografiar las manos de un curandero en acción. Las fotos se parecían mucho a esa imagen de Jesús de su vidriera..., energía a raudales que emanaba de la punta de los dedos del sanador. «Las mentes educadas -pensó Galloway, reprimiendo una sonrisa-, ¿Cómo crees que curaba Jesús a los enfermos?» -Soy consciente de que la medicina moderna ridiculiza a sanadores y chamanes, pero yo lo vi con mis propios ojos -añadió ella-. Mis cámaras CCD fotografiaron claramente a ese hombre mientras transmitía un campo energético inmenso desde la punta de sus dedos... y modificaba literalmente la estructura celular de su paciente. Si eso no es poder divino, a ver qué es.
  26. La cuestión no era si Dios había insuflado grandes poderes al hombre..., sino más bien cómo liberar esos poderes.
  27. -Santo cielo, el Apocalipsis es un auténtico lío -aseveró el deán-. No hay quien lo interprete. Yo estoy hablando de mentes claras que escriben en un idioma claro: las predicciones de san Agustín, sir Francis Bacon, Newton, Einstein, y la lista sigue y sigue. Todos ellos anticiparon un momento de iluminación transformadora. El propio Jesús afirmó: «Nada hay oculto que no haya de descubrirse ni secreto que no haya de conocerse y salir a la luz.» -Es una predicción segura -convino Langdon-, El conocimiento crece de forma exponencial: cuanto más sabemos, mayor es nuestra capacidad de aprendizaje y con más rapidez ampliamos nuestra base de conocimientos.
  28. «Unos han de morir para que otros puedan vivir.»
  29. «La mayor oscuridad siempre es la que precede al alba.»
  30. Dentro de poco dejaría de existir... Todo lo que era... o había sido... o sería... se acababa. Cuando su cerebro muriese, todos los recuerdos almacenados en su materia gris, junto con todos los conocimientos que había adquirido, se desvanecerían sin más en un mar de reacciones químicas. En ese momento Robert Langdon se dio cuenta de cuán insignificante era dentro del universo. Era la sensación más solitaria y humilde que había experimentado en su vida.
  31. «La mente es un vértice dorado en la cima del cuerpo físico; es la piedra filosofal. Por la escalera de la columna vertebral, la energía asciende y desciende, circula y conecta la mente celestial con el cuerpo físico.» No era coincidencia, como Peter bien sabía, que la columna tuviera exactamente treinta y tres vértebras. «Treinta y tres son los grados de la masonería.» La base de la columna era el sacro, es decir, el «hueso sagrado». «El cuerpo es en verdad un templo.»
  32. Sólo al darse cuenta de que sus días en la tierra estaban contados, podía el hombre comprender la importancia de vivir esos días con honor e integridad, al servicio de sus congéneres.
  33. Los votos masónicos eran implacables, porque eran un recordatorio de que el honor y la palabra de un hombre son lo único que puede llevarse de este mundo.
  34. «Lo que hacemos sólo para nosotros muere con nosotros; lo que hacemos para los demás y para el mundo permanece y es inmortal.» -Albert Pike-
  35. «Hay un mundo oculto detrás de lo que está a la vista de todos. Para todos nosotros.»
  36. la única diferencia entre Dios y nosotros es que nosotros hemos olvidado nuestra naturaleza divina.
  37. Dios es algo muy real: una energía mental que lo impregna todo. Y nosotros, los seres humanos, hemos sido creados a su imagen y semejanza...
  38. Nuestros cuerpos físicos han evolucionado a través del tiempo, pero nuestra mente fue creada a imagen y semejanza de Dios. Nuestra lectura de la Biblia es demasiado literal. Decimos que Dios nos creó a su imagen, pero no es nuestro cuerpo físico lo que se parece a Dios, sino nuestra mente.
  39. «Si el infinito no hubiera deseado que el hombre fuera sabio, no le habría otorgado la facultad de conocer.» -Manly P. Hall-
  40. .Pensó que todas las culturas, en todos los países y en todas las épocas, habían coincidido en algo. Todos habíamos tenido siempre al Creador. Usábamos diferentes nombres, diferentes rostros y diferentes plegarias, pero Dios era la constante universal para el hombre. Dios era el símbolo que todos compartíamos, el símbolo de todos los misterios de la vida que no podíamos comprender. Los antiguos habían visto en Dios el símbolo de nuestro ilimitado potencial humano, pero ese símbolo antiguo se había ido perdiendo con el paso de tiempo. Hasta ese momento.

3 comentarios:

  1. A mí también me encantó, sedujo y llevó a emociones y reflexiones que han permeado mis actos.

    ResponderEliminar
  2. Una de mis citas favoritas es esta, "Su corazón anhela creer... pero su intelecto se niega a permitirlo". Y me identifico mucho con ella. También es uno de mis libros favoritos.

    ResponderEliminar